De Bray a Greystones – Un paseo por Irlanda

junio 4, 2007

ireland_map_county_wicklow_magnified.png ………………………………………… Mapa Bray Geystones

Recorrido : 10 km. walkingmanr.gif Tiempo : 2-3 horas.

PARA LLEGAR DESDE DUBLIN.

“Take an 84bus from Corn Exchange Place off Burgh Quay close to O’Connell Bridge. The 84 runs roughly once an hour, so check the timetable before you travel.

You can also take the DART train to Bray, and catch an 84 or 184 from outside the station). You can also get the (less-frequent) train all the way to Greystones”

SENDERO

De las rutas que he podido hacer andando, esta es , sin duda, una de las más impresionantes.

La hice a mediados de Marzo y casualmente nos cogió empezando y acabando con un sol brillante y en medio del recorrido con nubes a nuestro alrededor y nieve. Pareció que el mundo se hubiese conjurado para ofrecernos este espectáculo maravilloso.

Comenzamos en el poblado de Bray (condado de Wicklow) a una hora no muy temprana. Para buscar el sendero es fácil, sólo sitúate al lado de mar y teniéndolo a tu izquierda te diriges hacia el Sur hasta la salida del pueblo, donde un pequeño sendero de tierra nace.

La ruta no tiene nada de dificultad porque la ascensión es de forma gradual y el camino, por lo menos cuando yo lo hice, no tenía ningún escollo insalvable. Poco a poco con la subida el corazón de Irlanda se va mostrando dejando ver un precioso acantilado a tu izquierda que cada vez se va haciendo más pronunciado y que cae a las vías del ferrocarril ( el DART que se recorre la costa y hacia Dublin) y sigue cayendo hasta dar con un increíble y brillante mar azul oscuro.

A tu derecha, en cambio, se despliega una gran variedad de  arbustos en pendiente que algunas veces abrazan a rocas antiguas. Pocas personas suelen transitar por este camino por lo que la naturaleza te envuelve completamente y la magia de Irlanda se palpa no llegándote a sorprender si algún “leprechaun” se cruza en tu camino.

( Lo que si me sorprendió fue la persona mayor que se nos cruzó, estilo Clint Eastwood en la actualidad, que se estaba haciendo el camino corriendo).

A pesar de ser unos diez kilómetros el recorrido se me hizo cortísimo, no se si fue por la belleza de la naturaleza, la buena compañía y guía que llevaba, o ambas cosas.

El sendero sigue ascendiendo y luego se mantiene en lo alto del acantilado donde luego comienza a descender cuando más nos aproximamos hacia Greystones.

Llegando a Greystones

Éste es un pueblo pequeño que consta de dos playas y casas bastante originales, todas ellas con su jardín lleno de flores , y donde se respira tranquilidad por los cuatro costados. Según me dijeron era una de las zonas más caras para vivir del condado.

“It`s very posh”.

Al llegar allí nos dimos una vuelta y finalizamos en una encantadora cafetería tomando en mi caso un chocolate ( que no era mas que polvos de cacao con leche) y rodeado de familias irlandesas en actitud apacible.

Como la Naturaleza estuvo de nuestro favor, descargó una lluvia intensa que vimos tranquilamente desde el otro lado del cristal donde estábamos sentados.

Por último, y de nuevo con un cielo radiante, fuimos a la estación para coger el DART rumbo de vuelta hacia Bray.

Os dejo un vídeo donde pobremente se puede captar la sensación que os describo y animo a quién vaya a Irlanda que no deje pasar ésto::

ENLACES DE INTERES:

http://en.wikipedia.org/wiki/Bray

http://en.wikipedia.org/wiki/Greystones

http://jorgenpfhartogs.googlepages.com/bray-greystoneswalk

NOTA : Este post va dedicado a G por haberme hecho descubrir este maravilloso rincón de Europa.

Anuncios